Petróleo

El petróleo es uno de los recursos energéticos fósiles más importantes de la sociedad moderna. A partir de este, se producen una serie de materias primas para la elaboración de plásticos y otros productos, pero los más importantes son los combustibles fósiles como la gasolina, el diésel, el keroseno y el fuel oil. El petróleo se formó por la deposición de materia orgánica durante diferentes periodos geológicos de la tierra, por lo que se encuentra en depósitos subterráneos en estado líquido, sólido o gaseoso (Speight, J.G 1998).

El petróleo, en estado líquido, está compuesto por una mezcla de hidrocarburos de diferente estructura y peso molecular que en general puede contener entre 15-60 % de alcanos, 30-60 % de ciclo alcanos y 3-30 % de hidrocarburos aromáticos (Demirel, 2012).

Los alcanos son hidrocarburos alifáticos de cadenas compuestas de carbono e hidrógeno únicamente, estos también son conocidos como parafinas. Los hidrocarburos ciclo alcanos o naftenos, son cadenas alifáticas de carbono e hidrogeno, en los que existe por lo menos una estructura cíclica, lo cual les da un mayor punto de ebullición. Los hidrocarburos aromáticos, por lo regular, poseen compuestos formados por ciclos de seis átomos de carbono con dobles enlaces, los cuales son conocidos como bencenos. Los hidrocarburos también poseen otros elementos como el nitrógeno, oxígeno y azufre, así como trazas de metales. Usualmente, estos compuestos pueden ser separados del petróleo por métodos de destilación fraccionada, con lo que se obtiene una gran variedad de combustibles fósiles como GLP, gasolina, diésel, keroseno, Jet fuel y búnker.

En Guatemala existen tres regiones con reservas probadas de petróleo: la cuenca de Petén Norte, la cuenca Petén Sur, y la cuenca de Amatique (Ver Mapa 1).

  • La cuenca Petén Norte forma parte de la provincia geológica de la Plataforma de Yucatán (French & Schenk, 2004). Estas provincias geológicas fueron determinadas por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (Mapa 2).

  • La Cuenca Petén Sur está asociada a la provincia geológica del Cinturón Plegado de la Sierra Madre de Chiapas-Petén (French & Schenk, 2004).

  • La cuenca de Amatique se extiende sobre dos provincias geológicas en el océano Atlántico, el Cinturón Deforme de las Antillas y la Fosa de las Caimán (French & Schenk, 2004).

Aunque la exploración en la plataforma de Yucatán es bastante inmadura, el Servicio Geológico de los Estados Unidos ha estimado que la Plataforma de Yucatán podría tener un promedio de 758 millones de barriles de petróleo que no han sido explorados (Schenk et al., 2012). En el Cinturón Plegado de la Sierra Madre de Chiapas-Petén, las reservas de petróleo sin explorarse se estiman en promedio de 933 millones de barriles (Schenk et al., 2012). Pero cabe resaltar que estos datos se refieren a las reservas totales en cada provincia geológica y no solo en el territorio nacional.

Las estimaciones de esas reservas de petróleo del territorio guatemalteco tienen un alto grado de incertidumbre. Estas se han estimado en 432 millones de barriles (BANGUAT-IARNA, 2011), 493 millones de barriles (CEPAL, 2006) y 526 millones de barriles (Brown, 2012). Incluso el Ministerio de Energía y Minas carece de documentación técnica que le permita tener un estimado de las reservas de petróleo del territorio, y esto es una debilidad en cuanto a desarrollo de la industria.


Mapa 1: Cuencas petroleras, exploración y explotación de petróleo en Guatemala. Fuente: Elaboración propia con información de la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas y el Servicio Geológico de los Estados Unidos.


Mapa 2: Provincias geológicas del Caribe según el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Fuente: French y Schenk (2004).

La exploración es importante para identificar estructuras geológicas del subsuelo con reservas de petróleo. Por lo general, en la primera etapa es necesario construir un modelo conceptual del área, el cual puede estar basado en la estratigrafía, la estructura o su evolución geológica (Slatt, 2006). En la segunda fase de exploración se realizan estudios de visualización sísmica del área. Estos pueden ser de dos dimensiones (2D) o tres dimensiones (3D); sin embargo, recientemente se han inventado técnicas para visualización sísmica de cuatro dimensiones (4D).

Los estudios de visualización sísmica son la herramienta dominante para la exploración de hidrocarburos. Los estudios 2D proporcionan una imagen lineal de la estratigrafía de un área. Las visualizaciones sísmicas 3D permiten obtener una imagen volumétrica del área de estudio, proporcionando mayor información que una imagen sísmica 2D. Cuando una imagen 3D se realiza a lo largo de un periodo de tiempo, ésta puede proporcionar información sobre propiedades fluidas del subsuelo. Un estudio de sísmica proporciona una imagen aproximada de la estructura geológica y la estratigrafía del subsuelo que puede ser utilizada para determinar yacimientos de petróleo. Este se ha convertido en la herramienta más común en la fase de exploración.

Un estudio sísmico se realiza mediante la producción de ondas sonoras, por medio de una fuente de energía como una explosión o un instrumento de percusión. Las ondas sonoras tienden a reflejar las propiedades acústicas de las formaciones rocosas del subsuelo, lo que provee una imagen de la estratigrafía del área de estudio y conducir a la perforación de un pozo exploratorio. Los pozos exploratorios proporcionan información sobre las características del subsuelo, las cuales son utilizadas para determinar la acumulación de hidrocarburos. Adicionalmente, se pueden realizar otros estudios sobre sedimentación para incrementar la certidumbre de un yacimiento, y realizar los pozos de producción (Slatt, 2006).

En Guatemala existen estudios de cobertura sísmica 2D en las tres cuencas petroleras (Mapa 2). Actualmente existen 12 zonas adjudicadas a 10 empresas para la exploración de petróleo (MEM, 2015). Con estos proyectos de exploración, el Ministerio de Energía y Minas espera incrementar la producción de crudo a 18 millones de barriles anualmente (Ayala, 2015). La Tabla 6, muestra los contratos vigentes a la fecha.


Tabla 1. Contratos de exploración petrolera vigentes en Guatemala

No
Contrato Nombre Localidad
1
6-93 Petro Latina Corporation Fray Bartolomé de las Casas
2
7-98 Compañía Petrolera del Atlántico Livingston Izabal
3
1-2005 Latin American Resources Ltd. Quiché
4
1-2006 City Peten S. De R.L. Ocultun, La Libertad, Petén
5
1-2011 City Peten S. De R.L. La Libertad
6
1-2012 Perenco Guatemala LTD. Cotzal
7
2-2012 Galax Garden Corporation San Francisco
8
4-2012 Island Oil Exploration Services S.A. Laguna Blanca
9
5-2012 Trayectoria Oil & Gas Cancuen
10
6-2012 Greenfields Petroleum (Guatemala) Ltd. El Cedro
11
7-2012 Zacapa Energy LTD. Xalbal
12
2-2014 Greenfields Petroleum (Guatemala) Ltd. Coban, Quiché

Fuente: Elaboración Propia con Información del Ministerio de Energía y Minas de Guatemala (2015)

Producción de Petróleo en Guatemala

Seis empresas operan seis contratos de explotación de petróleo en Guatemala (Tabla 7): Perenco Guatemala Ltd., Petro Latina Corporation, Latin American Resources, Petro Energy S.A., Empresas Petroleras del Istmo S.A. y City Peten S. de R.L. (MEM, 2015). La producción de petróleo en Guatemala ha decrecido en los últimos 15 años (Figura 24). En el año 2003, la producción de petróleo alcanzó los 9.3 millones de barriles mientras que en el año 2016 la producción de petróleo llegó solo a los 3.29 millones de barriles.

Tabla 2. Contratos de explotación petrolera en Guatemala.

No
Contrato Nombre Zona de extracción
1
2-85 Perenco Guatemala LTD. Xan
2
1-2005 Latin American Resources LTD. Atzam
3
1-2005 Latin American Resources LTD. Tortugas
4
1-91 Petro Energy S.A. Chocop
5
1-91 Petro Energy S.A. Yalpemech
6
6-93 Petro Latina Corporacion Las Casas
7
2-2009 Empresa Petrolera del Itsmo S.A. Rubelsanto
8
2-2009 Empresa Petrolera del Itsmo S.A. Chinaja Oeste
9
2-2009 Empresa Petrolera del Itsmo S.A. Caribe
10
2-2009 Empresa Petrolera del Itsmo S.A. Tierra Blanca
11
1-2006 City Peten S. De R.L. Ocultún

Fuente: Dirección General de Hidrocarburos, Ministerio de Energía y Minas (2015)

La producción total por zona de extracción se puede observar en la Figura 2. Perenco Guatemala Ltd., extrae en el pozo Xan 90 % de la producción nacional, por lo que las características del crudo nacional, están determinadas por las propiedades de este yacimiento. En el Mapa 2, se aprecia el oleoducto de 425 km de largo, que conecta y transporta el crudo proveniente de los pozos ubicados en el norte y sur de Petén y lo dirige a la Terminal de Piedras Negras, el cual tiene una capacidad de almacenamiento de 420,000 barriles de petróleo para su exportación (Sapón, J.A., 2007). El área Ocultún reportó su primera producción de petróleo durante el año 2015.

La refinería de la Libertad es la única que procesa de 300 a 600 mil barriles de crudo y es utilizado para la producción de asfaltos, nafta, queroseno, diésel y gasoil de vacío (SIB, 2010). Los planes para construir la Refinería del Motagua nunca se concretaron.

Para almacenamiento, el país cuenta con la infraestructura necesaria para almacenar la producción nacional, y recibir hidrocarburos importados. En el Atlántico, se localizan dos puertos con infraestructura para almacenamiento de crudo y gas natural: Puerto Barrios y Santo Tomás de Castilla. En el Pacífico, se localizan el Puerto San José, Puerto Quetzal y Puerto Champerico (Olade, 2014).

El petróleo es un mineral compuesto en un 90 % de mezclas de hidrocarburos de diferentes pesos moleculares, y que en menor proporción pueden llegar a tener azufre (8 %), nitrógeno (6 %) y oxígeno (2 %) (Tester, Drake, Driscoll, Golay, & Peters, 2012). La clasificación en grados del Instituto Americano de Petróleo (API por sus siglas en inglés), cataloga al crudo nacional como pesado (CEPAL, 2006). Su peso específico promedio es de 16 oAPI con un contenido del 6 % de azufre. El contenido de azufre es uno de los parámetros utilizados para evaluar su calidad, a mayor proporción de azufre; la calidad del crudo disminuye ( Speight, J. G. 1998). Crudos más livianos se pueden encontrar en las otras zonas de extracción, pero debido a que solo contribuyen al 1 % de la producción neta, no influyen en las características físicas del crudo nacional. La cuenca de Amatique, por ejemplo, posee yacimientos de crudo con peso específico que van desde 23 a 40oAPI (CEPAL, 2006).

En contraste, el consumo de hidrocarburos derivados del petróleo ha venido en aumento en los últimos años (DGH, 2016). Debido a que la única refinería de Guatemala no puede satisfacer la demanda de hidrocarburos, la mayor cantidad de estos son importados. La Figura 26, muestra las proporciones de hidrocarburos que son importados anualmente al país, para satisfacer la demanda del sector transporte y en menor grado, el sector residencial, industria y comercios.